Prueba visual

La prueba visual se debe realizar una vez al año por un Inspector Certificado y consiste en revisar el estado externo e interno del tanque para poder certificar que el tanque se encuentra limpio, seco y sin oxido.

Internamente un tanque en buen estado no debe de tener fisuras, corrosión o humedad, por lo que el inspector quitara la válvula del tanque totalmente vacío y con una luz especial diagnosticara el estado del interior del tanque. Si al practicar la inspección visual interna, un tanque tiene óxido en el interior, debe ser limpiado con material abrasivo.
Externamente no debe de estar golpeado, repintado al calor, ni tener fisuras, hundimientos o abombamientos.
Se debe además de revisar que la válvula esté libre de corrosión.

Si el tanque aprueba la revisión, el inspector colocara un sticker en el tanque aprobando la segura utilización de este, además se le entregara al cliente un reporte firmado por el inspector.

Prueba hidrostática

La prueba hidrostática se debe realizar cada 5 años por un Inspector Certificado y se realiza para comprobar la resistencia y flexibilidad de las paredes de los cilindros.

Esta prueba consiste en retirarle la válvula, llenar el tanque con agua e introducirlo en una camisa de agua la cual se sellara para someter al tanque a una presión de 5/3 de su capacidad de trabajo por 30 segundos. El tanque se expandirá mientras esté sometido a la presión alta, en cuanto se quite dicha presión el tanque regresara a su volumen original.

Un cilindro pasa la prueba hidrostática cuando el volumen final del tanque es menor al 10% del volumen máximo que se expandió, pero si el volumen es mayor, el tanque será perforado como medida de seguridad, ya que ha perdido la capacidad de recibir el aire a presión que resiste.

Este procedimiento se realiza en una camisa de agua porque es mucho más seguro ya que el agua en caso de explosión, disipa la energía producida.

Si el tanque aprueba la revisión el tanque será marcado con la fecha de aprobación, además se le entregara al cliente un reporte firmado por el inspector.

Es importante tener en cuenta que si el tanque no tiene la marca que indique que se encuentra al día con la prueba hidrostática, no será cargado por ninguna tienda de buceo o talleres de carga.

Carga de tanques

Los tanques de buceo deportivo son cargados con aire puro, seco, filtrado y comprimido.

No es aceptable llenarlos con compresores en mal estado o sin filtros pues el monóxido de carbono presente en la superficie podría entrar al tanque causando intoxicación mientras se bucea. Mundo Acuático garantiza aire puro en sus tanques.

Limpieza de tanques

Cuando un tanque está sucio de corrosión es necesario limpiarlo para que no contamine el aire que circule en su interior.

La limpieza interna consiste en un lavado con productos químicos especiales para eliminar cualquier residuo que el tanque pueda tener.


Mundo Acuático también organiza giras de buceo en hermosos rincones de Costa Rica, México, Panamá Nicaragua y Honduras.